CÓMO HACER ETIQUETAS DE TELA


Hola hola hola, voy a contaros cómo hacer etiquetas de tela. No es que vaya a descubrir nada,  a diario millones de personas en el mundo hacen etiquetas de tela siguiendo las instrucciones de los paquetes de hojas que venden para “ilustrar” camisetas:

Cualquiera de estas dos marcas, que son las que yo he probado, son buenas, pero la de la derecha para tejidos como la cinta que uso en las etiquetas creo que me gusta más, bastante más. Sin embargo ahora he usado las de la izquierda, vaya. Fijaos que en ambas especifican que es para camisetas de fondo claro, es decir, que también tienen para oscuro.
Y como os decía no descubro nada, las instrucciones están escritas, además en varios idiomas, no hay excusa. Sin embago yo me devané los sesos, o un poco menos, por un problema que en ocasiones, aleatoriamente, me sucedía. Os lo voy a contar, así no os sucederá lo que a mí, que por cierto echa a perder las  “piiiiiiiii” etiquetas.
Para empezar, necesitas, obviamente, lo que quieres imprimir. Yo no soy usuaria de aplicaciones de tratamiento de imagen (se nota, no?), ni dibujo, ni  nada de eso, así que garrulamente uso el word:

Y áun con el word me equivoqué. Como me había costado componer bien la tabla no quería echar a perder el trabajo: fijaos que hice las etiquetas demasiado grandes comparadas con las anteriores, grrrr, ¿qué hacer?:
Pues tiene arreglo, se resuelve simplemente modificando el tamaño de impresión en porcentaje, calculándolo con una regla de tres: tamaño original vs tamaño deseado, como muestra una etiqueta anterior.
Así es como lo hice, sé que no es complicado pero yo también desconozco cosas que para otros son cotidinas, así que os lo muestro por si interesa: (esto es para una “epson”, pero la historia es muy parecida en otras impresionras)

En “imprimir” vas a propiedades. En “propiedades” vas a “composición”
Y dentro de “composición” ve, SÓLO si necesitas reducir, a “reducir/ampliar documento”, yo prefiero en porcentaje.
Y EN TODOS LOS CASOS, INDISPENSABLE, marca impresión en “espejo”, porque date cuenta que lo que vas a imprimir en papel luego queda pegado y al tiempo reflejado, en la tela, así que ha de estar a la inversa, en espejo, para luego salir derecho, mira:
Imprime primero una hoja de prueba, para no echar a perder este papel especial. Si te gusta, adelante. Mira cómo efectivamente se han impreso con efecto espejo, inverso. Las cortas con cuidado para eliminar bien las líneas de separación, ¡que luego todo se sabe!, y eliges la cinta a utilizar. Yo utilizo cinta lisa de algodón en color crudo.
Ahora nos vamos a la mesa de planchar, ya os contaré cómo es la mía.
Plancha la cinta, simpre lleva arruguitas y coloca la tira de papel que has cortado antes.
Ten mucho cuidadito de que no se mueva y coloca encima un paño de tela fina de algodón al que no tengas mucho aprecio, pues en poco lo vas a tirar a la basura. Pásale la plancha al máximo de temperatura, SIN VAPOR, una y otra vez, como 8 veces por encima adelante y atrás.
Ya la tienes, ¡¡¡¡¡¡¡ tachannnnnnn!!!!!!!, este es un momento crucial, y tiene que ver con lo que os comentaba de meter la pata hasta el fondo y echar a perder el papel, la cinta, la tinta, y sobre todo el tiempo y la moral. A lo que iba, que no te lances en plancha a ver cómo te ha quedado. Respira profundamente, si fumas, hazte un cigarrito o plantéate dejarlo, si bebes, mira a ver si hay cerveza, si no tienes vicios, tómate un vaso de agua, pero de la manera que sea, deja pasar un par de minutos antes de mirar…
… y verás:

Despega la punta, desliza… ¿te salta la lagrimilla?

¿no?, cómo eres, ¿y ahora?:

¿Y por qué os digo que espereis y no os precipiteis a despegarrrrrrrrr?, pues porque el problema que os contaba al principio y que me surgió fue que efectivamente no esperaba, sin saberlo, de forma que me quedaba una textura rugosa, aspera, en resumen de mal acabado, inaceptable para un trabajo bien terminado. Hay que dejar que se enfríe de verdad.


Y eso ha sido en plan mono, pero yo luego lo hice “a barbarie”, el rollo entero de cinta:

Ahora ya sabeis mis secretos, pero os voy a contar otro. Y es que en relación al tema de comprar y regalar estas navidades, y por qué no todo el año, de manera responsable, ¿no sería este un regalo personalizado precioso?
Si a mí me dieran la sorpresa (ya no va a ser posible) de hacerme y regalarme unas etiquetas personalizadas, ¡¡¡¡¡¡alucinaría!!!!!.
 
¿te parece una buena idea e incluso la piensas adoptar?,
o por el contrario, ¿conocías de “pe” a “pa”,o  al dedillo, todos los pormenores de la elaboración casera de etiquetas de tela?,
en cualquier caso
¿te gustaría hacer un regalo así?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: