"HOY COMPARTIMOS… RECUERDOS"

En el grupo "Hoy compartimos…" este mes nos hemos puesto sentimentales, así que con nuestro propio estilo vamos a mostrar un recuerdo de nuestra infancia que hoy sigue presente, y si no latente. Todas tenemos recuerdos de aquello que en la infancia nos llamaba la atención, para bien o para mal (que malos fueron los ochenta salvo en la música). Algunos que en su día nos fascinaron hoy nos parecen creaciones aberrantes, y otros siguen en nuestras manos y nunca nos abandonarán…

Esta es mi historia:

Siempre he entendido que una banqueta era un pequeño asiento útil para tener mayor altura cuando:
a) es a tí a quien le falta estatura
b) lo que quieres alcanzar está muy alto, independientemente de tu altura,

pero en un caso u otro: es un hecho, ¡te faltan centímetros!

La cuestión es que yo creía que la banqueta por definición no elevaba mucho, pues para ello estaba el taburete. Pero ahora analizo "banqueta"  y "taburete", y mirando ambas palabras ninguna inspira algo muy grande, la verdad, ¿tal vez por la terminación de la palabra?. Concretando, y sobre todo siendo de ciudad: taburete me parece lo que se usa para sentarse a ordeñar una vaca, y banqueta… ¿donde se sienta el que mira? …  Esto creo que va a peor…

Bueno, yendo al grano y sea como fuere en mi familia siempre se consideró banqueta a un mueble que como la rae define, era un asiento de cuatro pies y sin respaldo, y este en particular tenía 57,5 cms. de altura.
Esta banqueta la vi absolutamente toda mi vida en casa, y era lo que sin ninguna otra opción de sustitución se empleaba para alcanzar 57,7 cms de más. Como ser niña en ocasiones supone ser recadera, me pase absolutamente toda mi infancia, y mas, llevando la banqueta roja allí donde se me indicaba: " traete la banqueta roja!!!", y allá yo que iba rauda con este "asiento de tres o cuatro pies y sin respaldo" de algo menos que mi misma altura, golpeándome en las espinillas,  allá donde se me encomendaba.
Observareis que es torpe el colorido, pues así habría quedado seguramente si con esa edad la hubiera tenido que colorear. Dicho de otra manera: esta banqueta hoy día es blanca y naranja porque yo la "tuneé", pero antaño era roja.
Esta banqueta, taburete, peana gigante, o como se quiera llamar me acompañó hasta que abandoné el domicilio familiar, y siempre, siempre, siempre se utilizó para lo mismo. Pasó por distintos colores desde aquel rojo al azul, marrón y teja, pero siempre se llamó "la banqueta roja", ¿enigmas del universo o incoherencias familiares?

Pincha aquí y verás más…

42 responses to “"HOY COMPARTIMOS… RECUERDOS"

  1. Recorcholis, si que le tienes cariño. Tendrias que estar muy graciosa con el taburete para arriba y para abajo,jajajaja!Me he reido un montón.Un besazoVero

  2. Me gusta muchísimo su ubicación! Qué bien le sientan los cestos de esparto! Además, al lado de la basura tan moderna y el delantal, hacen un juego perfecto, se llevan mucho los contrastes, jaja.Me ha gustado mucho!Besos. Marta – mainsouris

  3. Ohhh tu banqueta ha tomado vida a traves de tus palabras y de ese precioso cesto que le has plantado y esas patatas! parece una planta alta!!!Precioso recuerdo….BesosChiqui

  4. Banqueta roja ha tenido y tiene una muy buena vida.Un post super original, felicidades Pngala!Besos!Veronica.Los Mundos de Nika Vintage.

  5. Ana

    Pangala, me ha encantado la entrada, tu banqueta roja formó parte de tu infancia y aahora te sigue acompañando en tu vida , que bonito.Besos,ANA

  6. Pangala entiendo el cariño que le tienes a esa banqueta…(que yo por otra parte llamaria taburete…jejeje…porque lo de ordeñar las vacas en mi tierra se llama tajuela…)Los recuerdos de la niñez siempre estan en el fondo de tu mente…pero tener un objeto que compartio esos momentos contigo hace que alguna vez cuando lo miras, aunque solo sea por un momento vuelvas a aquellos años…Tu banqueta blanca siempre sera roja en tu recuerdo…y me gusta en cualquiera de los sitios que la has puesto…y la idea de verdulero muy original…Que disfrutes de ella muchos años…besitos

  7. Ale

    Pobrecita!! te veía tan chiquitita con la banqueta roja a cuestas! Es increíble cómo un objeto que para otros no tiene ningún valor para nosotros se vuelven tan queridos y respetados. Me encantó este post! Besito grande!!

  8. Ely

    Que linda banqueta roja o blanca o del color que le pongas, ademas de lo útil que resulta ya forma parte de tu vida, que lindo!Besos!

  9. Banqueta roji blanca. Roja en los recuerdos, blanca en la actualidad pero utilísima siempre. Besos

  10. eli

    jajaa y Banqueta Roja ha de estar más feliz también, de que ya no la pasean por todas partes ni la pisan como antes! Que la disfrutes por muchos años más!!

  11. Jajaja, esas manías familiares de definir a algo de una manera y no cambiarlo jamás… podría darte varios ejemplos, jajaja.Me alegra que conserves esa banqueta que te acompañó de peque, es que es un objeto tannn versátil… como verdulero me parece ideal ideal. Ah, y el jarrón con la planta es precioso, por cierto.Un beso, guapa!

  12. Unas soluciones geniales para una banqueta. Divertidísima historia. Gracias por compartirla.

  13. Me ha encantado tu historia de la banqueta roja, parece mentira que hasta que no somos mayores no damos valor a esos objetos que nos han acompañado tanto.Genial el post. Besos.

  14. Bea

    ¡¡Que gracia que todavía conserves esa banqueta que tantos recuerdos te trae!! Bonita historia.Besitos guapaBea…con mucho amor

  15. jaja, me divertí con tu banqueta roja! Me gusta cómo te quedó en la cocina!Besos ♥

  16. que linda, la verdad es que roja me encantoooo, y que bueno que un objeto sea compañero durante tanto tiempo….beso

  17. Hola, dueña afortunada de Banqueta Roja.Afortunada por la pieza que es preciosa y entrañable y por el nuevo y útil uso que has hecho de ella.Banqueta Roja también lo es: debe ser la única banqueta o taburete con nombre propio y esto a mí, que pongo nombre a todo y a veces hablo a las cosas como si tuvieran vida e identidad propia, me encanta.Besotes.Piola

  18. Me ha encantado la historia de tu compañera de viaje, esa banqueta que pasan los años y está más guapa.Besos.

  19. Me gustó la historia de Banqueta Roja que ha sido de muchos colores. Especialmente esa parte donde cuentas que tú la tenías que llevar de un lado para otro. Pues, finalmente, te la llevaste a casa. Y ahí está, ejerciendo tantas funciones, incluida la de evocar recuerdos.Un beso,ChariPD. Lo prometido ya está hecho.

  20. Jajajaja. Qué divertida la diferencia entre taburete y banqueta… Me parece un mueble muy funcional y que guardas y utilizas como buen recuerdo🙂

  21. Sí que iba para arriba y para abajo, pero era muy sumisa, ja, ja,ja, y no lo veía como ahora. Gracias por tu comentario

  22. Sí, a mi también me gustan los contrastes, y este cubo de basura es el definitivo, mi chico y yo nunca nos poníamos de acuerdo. Besos

  23. Pues no creas, que los cestos también tienen su historia: se los regalaba a mi suegro un cliente que no tenía otra forma de pagarle, una bonita historia…

  24. La verdad es que no vive mal, pero mucha verdura y nada de carne, je, je. Gracias guapa por tu comentario

  25. Sí, la verdad es que me encanta, y no la abandonaré nuncaaaaaaa. Gracias

  26. Ya te digo que soy de ciudad, no tengo ni idea de vacas, y menos de ordeñar🙂, pero sigue la duda banqueta/taburete, a ver si alguienn me la resuelve. Un beso

  27. Sí, la verdad es que lo que para unos es un trasto para otros es un tesoro. Besos guapa

  28. Sí, y es cierto que si además de sentimental es útil… ¡lo tiene todo!. Gracias por tu comentario

  29. Tan útil que ya no puedo vivir sin ella, ja, ja, ja, ¿dónde pondría mis patatas, ajos y cebollas?. Besos

  30. Vaya, seguramente está agradecida, antes con pies de todos los tamaños pisoteándola, pobrecita, ahora que es vieja yo cuido❤

  31. ¿te gusta el jarrón?, también es un objeto familiar, pero yo también me he comprado cosas en esta vida, eh?. Un beso guapa

  32. Sí, el blanco es lo que tiene, encaja en todas partes. Gracias por tu comentario

  33. Efectivamente, quién me iba a decir a mí que a los 40 me iba a interesar la banqueta roja…, la vida es así. Besos

  34. Claro,porque así como otras cosas de casa siempre me gustaron, como a todo el mundo, esta banqueta no tenía ninguna importancia para mí, y ahora somos almas gemelas, je, je. Gracias pro tu comentario guapetona

  35. Esperemos que quede allí mucho tiempo, me encaja bien y no quita espacio. Besos

  36. ¿te gusta de rojo?, las modas cambian y nos arrastran, lo aceptemos o no, así que quien sabe si va a seguir así por siempre… . Besos guapa

  37. ¿Sí?, yo para eso soy bastante más terrenal, sin embargo los objetos reutilizados con muchos muchos años… me subyugan. besos

  38. Sí, es una belleza clásica e imperecedera, je, je. Gracias por tu comentario

  39. Sí, la verdad es que ahora que lo pienso, mucho cariño pero ahí está, trabajando aún, pero como dignifica…Muchos besos, y quedo a la espera…

  40. Pues fijate que busqué el significado de banqueta pero no de taburete, esto es lo peor, así que voy a mirarlo aunque ya no tenga arreglo. Gracias por tu comentario guapetona.

  41. me ha encantado la historia de tu banqueta roja y leer como te dabas en los tobillos jajaj es lo que tenemos las mujeres bajitas o las niñas😉 genial el tuneo del taburte te ha quedado ideal! mil besosss

  42. Sí Laura, luego crecí un poco más, y ahora en lugar de quitarme kilos me pongo centímetros, de verdad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: