CONTRA EL RESFRIADO: TUTORIAL

Mucho se ha escrito, y más se ha aplicado, al resfriado, ese compañero, a veces eterno, que asoma en otono (cuando no en verano), y persiste en primavera aprovechándose de los primeros rayos de sol.
Combatir el resfriado es sencillo y duro a la sazón. Suele costar unos siete días al menos en su fase más intensa, pero puede alargarse hasta tres semanas. Aspirinas, leche caliente con coñac, cataplasmas, vicks vaporub en los pies, una cebolla abierta en la mesita de noche mientras duermes, leche caliente con miel, zumo de limón caliente con miel, cebolla cocida y triturada con miel, y sudar a la gota gorda, con o sin miel, son los remedios para el constipado que así, sin pensar mucho, recuerdo.

malinmasckros.blogg.se
taringa.net

Puedes elegir la opción que más te guste, o ninguna de ellas, pero de una manera u otra, la semanita moqueante no te la quita nadie, por experiencia. Si sabemos que lo hemos de pasar, hagámoslo de la forma más llevadera posible: rollo de papel higiénico para sonarse los mocos (versus pañuelos de papel), caramelos para despejar, una cremita para ponerse en las fosas nasales y descongestionar, algún analgésico, y el termómetro. Estos son los mínimos, pero también viene bien adueñarse del mando de la tele, un buen sofá, cojines, y una mantita, y que te den besitos mientras dices lo mal que estás.

tumblr.com

Hasta ahora no he dado ninguna solución innovadora, lo sé, pero ahí va mi solución personal que he tenido que desarrollar para mi chico, que ha cogido un importante trancazo nasal. Esta es la esencia:



Aunque realmente para que acabe bien con el constipado deberíamos cortarla por las líneas rojas que se ven aquí:


Es decir, cortar la parte de arriba del asa, y la parte vertical de la botella a la que se le coge el asa. Es que en un principio lo hice por donde marca la línea, pero sobre la marcha me di cuenta de que esta segunda opción era mucho mejor para la lucha contra los mocos.

Para esta pelea también necesitaremos una serie de retales, en mi caso reciclo una prenda de mi sobrino

Se cogen lo retales suficientes para forrar la parte de la botella que nos ha quedado tras las mutilaciones practicadas, y para que quede aseadito planchamos los bordes y así no se verán hilajos en los bordes cuando ya esté pegado.

Por otra parte, cortamos tiras de esta tela, lo más largas posible, para hacer cinta de bies. En otro tutorial explicaré los secretos de un rápido bies. Esta cinta la pegaremos en el borde de la botella que queda vivo

Hemos de hacer suficiente cinta de bies para además poder forrar el borde del tapón de la botella de detergente, en este caso, que estamos reciclando. La cinta medirá unos 5 cms más que el perímetro del tapón,
 y se  pegará en toda su longitud con pegamento caliente de pistola.

Además, en nuestra encarnizada lucha contra los estragos  del constipado necesitaremos una piedra más o menos grande, que colocaremos y pegaremos también con pegamento caliente al fondo de la botella, quedaría así una vez forrada:

Pegamos con la pistola de pegamento el tapón a la botella. Este pegamento seca muy rápido y es muy fuerte, no obstante, yo he afianzado el tapón poniendo más pegamento en los laterales.
Ya casí está, sólo queda pegarle una pizarrita con un mensaje motivador, y tiza para poder ir tachando los días que quedan de suplicio. Tú puedes elegir tu propio mensaje, yo como funciono por objetivos he elegido este.
Le incorporamos el rollo de papel higiénico de rigor, indispensable en todo resfriado que se precie, y en el tapón incluimos termómetro, una cremita para descongestionar la nariz, y caramelos refrescantes.

Como hemos puesto la piedra al fondo, que hace de contrapeso, sólo con tirar del extremo del rollo disponemos de papel a demanda sin necesidad de incorporarnos desde el sofá. Con esta solución Pángala ganamos ambos: el afectado (en este caso mi chico, pero a todo —- le llega su San Martín), y la afectada, que no tendrá que ir recogiendo papeles moqueados, porque esto no es otra cosa que un contenedor de bacterias con dispensador de papel.

Cuando se lo enseñe y “regalé” al enfermito, le entró tanta risa que un poco sí que mejoró🙂
Esto también vale para una lacrimógena tarde de domingo viendo comedias románticas…
Si además es domingo, y quieres dar mimo, puedes acompañarlo, en plato aparte, por favor, de una coca de llanda casera.

8 responses to “CONTRA EL RESFRIADO: TUTORIAL

  1. Ay, por Dios, no dejas de sorprenderme! Lo que ha dado de sí un bote de detergente! Me ha parecido una idea ingeniosísima, creo que deberias patentarla, te sacarías unas buenas pelas ahora que todo el mundo empieza con los resfriados. Un beso, que se mejore tu chico!

  2. me encanta, me encanta!!!!, tienes que poner una sección en tu blog de Fans!!!, y ponerme a mi en primer término, como tu fan número 1

  3. Me alegro de que os haya gustado tanto, pero… mejor que no nos haga falta, eh?.Un besazo a las dos

  4. Me imagino a tu chico partiendose de risa. Besos curativos de mi parte

  5. Ya te digo, y eso cura la mitad o más🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: