5 TRUCOS EN LA ENTREVISTA DE TRABAJO

Afrontar y superar una entrevista de trabajo puede ser muy fácil para algunas personas, pero también una ardua tarea para otras. La competencia es muy amplia, y son  muchas personas preparadas y capacitadas que cubrirían el perfil demandado para un puesto, sin un esfuerzo muy importante para la empresa/entrevistador. Por esta razón hoy día necesitamos destacar con actitudes y comportamientos que muestren de nosotros algo que vaya más allá de lo estrictamente profesional.

google images

Los responsables de recursos humanos ya no se agotan en maratones de entrevistas como antaño porque tienen mucha oferta, así que una de las claves radica en destacar, dentro de la marabunta de candidatos, en aspectos que:

1. No son esenciales para desempeñar técnicamente el puesto de trabajo en cuestión
2. pero que ponen de manifiesto determinadas características de personalidad del candidato que retroalimentan sus competencias técnicas 
3. y que además favorecen un clima confortable dentro de la empresa.
En definitiva estamos hablando del tío majete, que no parece ni hipócrita ni pelota, que es competente en su trabajo, y que gracias a su actitud y a su forma de ser crea muy buen rollito en la empresa; vamos, el que cuando entra en una estancia despierta la sonrisa inconsciente de todos.
Pues la solución para ser así no la tengo porque cada uno es como es, pero es cierto que muchas veces ignoramos determinadas virtudes que mantenemos latentes, y que nos hacen muy parecidos a este tio majete. He estado en ambos lados de la mesa de entrevista, y así he comprobado que existen una serie de claves que van más allá del ser puntual o el acudir duchado al la entrevista,  que te pueden hacer parecer muy atractivo para la empresa. Ahí van:
1. HALAGAR/PIROPEAR. No se trata de decirle a tu entrevistador que está cañón, sino tratar de halagarle en el aspecto personal. Como previamente a la entrevista te habrás informado de la empresa, puedes obtener datos para piropear. Por ejemplo:
  • Hacerle un comentario acerca de la admiración que te supone la profesionalidad de personas como él o ella. Esto es válido para un empleo en un bar de almuerzos, en una gasolinera, o en una librería técnica: a todo el mundo le gusta que le reconozcan su profesionalidad. Para ello necesitamos datos reales sobre los que apoyarnos, pues planteado de una forma genérica es peloteo barato, y nos estaremos cavando la tumba.
  • La persona que te entrevista es pionera en su modelo de negocio: manifiéstale tu admiración.
  • Si tu entrevistador ha escrito algún artículo que conozcas, decirle cuánto te ha gustado. Por supuesto debemos conocer el tema, porque si entablamos conversación al respecto y no sabemos resolverla, ya estaremos metiéndonos en el ataud. Igualmente útil si el entrevistador tiene un blog dedicado al sector en el que se mueve, decirle que lo has visitado y que te ha gustado y así  demostramos que somos colegas profesionales.
  • Si durante la entrevista no ha habido roces o situaciones incómodas, decirle que ha sido un placer mantener la entrevista. A casi todo el mundo le agrada que le reconozcan su calidad humana.
  • SIEMPRE AGRADECE QUE TE HAYAN DEDICADO UN TIEMPO PARA ENTREVISTAROS CUANDO TE DESPIDAS DE LA ENTREVISTA.
Evidentemente, no es apropiado cualquier momento de la entrevista para realizar este tipo de comentarios, debe ser en el momento adecuado, pues de otra manera parece gratuito y por tanto garrulo
 2. NUNCA MOSTRAR NECESIDAD POR EL TRABAJO. Que lo necesitas es evidente pues de lo contrario estarías en la playa, nadie trabaja por amor al arte, al menos como empleado. Lo que debemos mostrar es interés, pero insisto, nunca necesidad. Es cierto que determinadas empresas se decantan antes por un padre de familia que paga hipoteca y mantiene a mujer y cinco hijos, antes que por un gafapasta soltero y adicto a los gadgets tecnológicos. Estas empresas buscan “tener pillado” al empleado, y ellas solitas ya captan la necesidad, así que mostremos el interés necesario, y no más. No les suele gustar observar desesperación.
3. NO ESTÉS TOTALMENTE RELAJADO EN LA ENTREVISTA. Es conveniente una actitud alerta permanente. De otra forma poco a poco irás entrando en una zona de confort que tu entrevistador astutamente ira generándote, y hablarás más de lo necesario u omitirás detalles que podrían resultarte beneficiosos.
4. ACEPTA UNA INVITACIÓN. En ocasiones cuando una entrevista finaliza el entrevistador ofrece al candidato ir a tomar un café. Esto suele significar que has gustado, y quiere conocerte en otro contexto, a ver si “te pilla”. Acepta siempre, por violento que te resulte. De otra forma estaríamos demostrando que sólo nos sabemos defender en entornos controlados, y equivaldría a clavarnos la tapa del ataud: ya has salido del proceso de selección.
5. PASE LO QUE PASE DEMUESTRA TU SIMPATÍA NATURAL. No es cuestión de estar siempre de guasa, pero tampoco quieras ponerte un parapeto de seriedad innecesario. Es evidente que la gente simpática gusta y crea situaciones cómodas y agradables. Con esto me despido, y os presento a Elsa Punset, que se explica muchísimo mejor que yo:

3 responses to “5 TRUCOS EN LA ENTREVISTA DE TRABAJO

  1. Habrá que tener todo esto en cuenta!!!!!!

  2. No sabía lo del café. Está bien aprender algo nuevo.Me encanta Pablo Moto y su equipo, y Elsa Punset.

  3. Sí, lo del café es muy importante, ahora bien, si se tratara de un gin tonic…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: